lunes, enero 23, 2012

LIBRO PARA ESTOS DÍAS: La Despedida, Milan Kundera:

- ¡Sois fabulosos -exclamó Olga, refiriéndose en plural a miles de Jakub-: Convertís a todo el mundo en asesinos y así vuestros propios asesinatos dejan de ser crímenes y se convierten simplemente en un rasgo imprescindible del género humano.


CANCIÓN PARA ESTOS DÍAS:
When I forget how to talk, I sing
Wont you please
Bring that flash to shine
And turn my eyes red
Unless they close
When you click
And my face gets sick
Stuck
Like a question unposed

Canto cuando olvido como hablar/ ¿Te importaría disparar ese flash y volver mis ojos rojos?/ A no ser que estén cerrados cuando disparas/ Y mi cara enferma, se atasca, como una pregunta no planeada.




Partes de una misma fé:

Sabemos que Cristo no se desengancha de los crucifijos para pasar la aspiradora. Sus labores de limpieza van en otra dirección. Como mucho se fumará un cigarrillo en un parque intentando hablarles a las jovencitas de amor universal. Diciéndoles que se acerquen a la iglesia.
Aspirar el suelo de la capilla es una tarea muy importante. Permite que nos podamos arrodillar tranquilos y quizás con la suciedad también se vallan los malos hábitos y pensamientos.

Otras personas piensan que la providencia se puede manifestar a través de personajes singulares. Si el futuro está escrito ¿dónde está el chollo en saberlo? Una vida sin sorpresas termina perdiendo su emoción. Si el futuro está escrito lo peor que podría pasarnos es que una adivinadora nos confeccionase un manual de instrucciones al nacer.

Efectivamente el futuro está en las cartas. El mío concretamente en las cartas del Banco Herrero, filial del Banco Sabadell.